Lunes 22 de Abril del 2019

Notas de interés

Evita: biografía de una mujer influyente que dejó su huella en la sociedad argentina

26 | julio | 2016

eva-peron

En el 64° aniversario del fallecimiento de Eva Perón, Minas (programa que se emite los martes de 21 a 23 hs por La Tecno) preparó un informe especial para recordar a una de las mujeres más influyentes de nuestra historia política.

Eva Perón nació bajo el nombre de Eva María Duarte el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. Era la menor de cinco hermanos. Su padre, Juan Duarte era un político y estanciero conservador que tenía una esposa e hijos en la ciudad de Chivilcoy, y su madre, Juana Ibarguren, una mujer de pueblo. La familia residió en el campo hasta la muerte de Juan Duarte en 1926, que dejó a Juana y sus hijos desprotegidos. En 1930, se mudaron a la ciudad de Junín. Allí empezó a surgir la vocación artística de Eva , leyendo poemas y actuando en obras de teatro escolares.

Con quince años, la joven viajó a Buenos Aires decidida a probar suerte en la actuación. Al poco tiempo consiguió su primer trabajo como actriz de reparto en la obra La Señora de los Pérez. Con el tiempo incursionaría en el cine, y se convertiría en figura del radioteatro. En agosto de 1943 Eva fundó junto a otros trabajadores de la radiodifusión la Asociación Radial Argentina; y fue elegida para ocupar su presidencia.

El 15 de Enero de 1944 un terremoto destruyó la ciudad de San Juan, y Juan Domingo Perón, en ese entonces un militar que tenía a cargo la Secretaría de Trabajo y Previsión del gobierno de facto, solicitó la colaboración de la ciudadanía para acudir en socorro de las víctimas. Eva participó junto a otros artistas de la colecta nacional y el festival organizado en el Luna Park. La joven actriz de 24 años y el entonces Coronel de 48 se conocieron y comenzaron una relación que pronto los conduciría a la convivencia.  Los históricos sucesos del 17 de octubre de 1945 marcarían el fin de la carrera artística de Eva. Cinco días más tarde, la pareja contrajo matrimonio civil en Junín y el 10 de diciembre se casaron por iglesia en La Plata.

La fórmula encabezada por el General Perón se impuso en los comicios de 1946. El 27 de febrero, tres días después de las elecciones, Evita pronunció su primer discurso político, con el objeto de agradecer a las mujeres su apoyo a la candidatura de su esposo. En esa oportunidad ella exigió la igualdad de derechos para hombres y mujeres y en particular el sufragio femenino, que llegaría con la sanción de la Ley 13.010 en 1947.

Eva Perón estableció una fuerte relación con los trabajadores y los sindicatos, en particular con la Confederación General del Trabajo. También realizó una gira europea como embajadora de buena voluntad para conocer los sistemas de ayuda social. A su regreso creó la Fundación Eva Perón  para ayudar a los niños, ancianos, madres solteras, y mujeres de los estratos más carenciados de la población. Desde allí encabezó la construcción de hospitales, escuelas, hogares de tránsito, colonias de vacaciones, y viviendas; y promovió proveedurías populares, becas estudiantiles, planes agrarios, y deportes juveniles, entre otras acciones. En 1949 Eva Perón buscó incrementar la influencia política de las mujeres fundando el Partido Peronista Femenino.

Las elecciones generales de 1951 representaron la primera ocasión en la que las mujeres pudieron presentarse, no solo para votar sino como candidatas. Debido a su gran popularidad, la CGT propuso a mediados de ese año la candidatura de Evita al cargo de Vicepresidenta de la Nación, acompañando a Perón, lo cual generó conflictos al interior del peronismo y con los sectores conservadores. Ante esta situación y el deterioro de su salud que emporaba cada día, Eva finalmente renunció a su candidatura.

Al momento de realizarse las elecciones, el 11 de noviembre de 1951, Evita se encontraba internada en el Policlínico Presidente Perón de Avellaneda luego de haber sido operada de cáncer de útero. Allí votó por primera y única vez. Al año siguiente, acompañó a su marido en los actos de asunción de su segundo mandato. Fue su  última aparición en público.

Tras una penosa agonía, el 26 de julio de 1952 María Eva Duarte de Perón falleció a los treinta y tres años en la residencia presidencial en Buenos Aires. Durante catorce días, más de dos millones de personas participaron de los servicios fúnebres para darle el último adiós. Su cadáver embalsamado fue albergado en la central obrera hasta 1955 cuando, al caer derrocado Perón, fue secuestrado y profanado por la dictadura militar de la Revolución Libertadora. Recién en 1971, el cuerpo fue devuelto a Juan Domingo Perón en Madrid, siendo repatriado en 1974 para permanecer en la quinta presidencial. Finalmente, desde 1976, descansa en paz en la tumba familiar, en Recoleta.

Escuchá el audio completo y conocé un poco más sobre la vida de Evita: